CDP condena brutalidad y agresiones PN contra periodistas de Barahona


El Honorable Dominicano de Periodistas  (CDP) condenó los actos de brutalidad y agresiones a los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación mientras realizan su trabajo, en franca violación a la ley de prensa y al derecho a la información de la gente.

Local nacional del CDP

El presidente de la entidad, Aurelio Henríquez, calificó de salvaje, con sañas y odio la actuación contra el sector de la prensa por una parte de los miembros de la Policía Nacional en diferentes provincias del país, en las que han intentado restringir e impedir el trabajo de los periodistas.

Citó el caso ocurrido el din de semana en Barahona donde periodistas y dirigentes gremiales presenciaron un hecho de atropello y ante el que no bastó suplicar a los policías que maltrataban y abusaban de un reportero, siendo su única respuesta seguir pateándolo y pisotearle la cabeza, en presencia de sus compañeros y  de ciudadanos que  grababan las escenas de odio cometidas por los policías actuantes en la cercanía de la Fortaleza.

El presidente del CDP se preguntó qué ocultaban los policías que querían impedir que el reportero Emmanuel Escalante filmara para publicar través de los medios donde trabaja y sus redes sociales.

De acuerdo a Benny Rodríguez, dirigente nacional del CDP, y Paul Megui, secretario general de Barahona del Sindicato de Trabajadores de la Prensa, el hecho ocurrió mientras cubría las incidencias del apresamiento del empresario Francisco Arias, regidor y dirigente del partido oficialista, en su fábrica de hielo.

Mostró extrañeza ante hechos parecidos ocurridos en las últimas semanas en Barahona, Santiago de los Caballeros, Santo Domingo y otros puntos del pais «donde se han presentado incidentes lamentables contra periodistas, comunicadores sociales, fotógrafos, camarógrafos, siendo uno de los más recientes, una acción de  acto de barbarie, el cometido por policías de la AMET en contra de varios medios de comunicación y el Defensor del Pueblo».

Aurelio Henríquez deploró que mientras el presidente Luis Abinader impulsa una transformación del supuesto cuerpo del orden, «sectores ocultos a lo interno de la institución policial hacen lo contrario y en lugar de contribuir, maltratan, asesinan, se hacen de la vista gorda ante actos delictivos y no contribuyen con la decisión y esfuerzo que hace el presidente de la República».

Publicar un comentario

0 Comentarios