"Cabraleña" Octavia Carolina Fernández Cury es electa al Consejo del Poder Judicial

 



Por Elmer González 

La Magistrada Octavia Carolina Fernández Cury, es una joven dominicana criada en las faldas de las lomas de un valle de valientes, justo al pie de la Laguna del Rincón, en el glorioso Cabral, en la provincia Barahona de la República Dominicana.  

Esta prometedora abogada, crece en esas sincréticas comunidades del Sur dominicano, donde miles de jóvenes tejen sueños de progreso que lucen al principio imposibles, y que través de tesón y sacrificios se vuelven inevitables.  

Es en esos entornos de la patria en los que ésta especial jurista desarrolla el humanismo y el sentimiento ecologista por los capitales naturales y patrimoniales de la nación. A temprana edad desarrolla el liderazgo comunitario proactivo; desde la adolescencia incesantemente promueve la participación juvenil en trabajos voluntarios, programas culturales y la integración social de las comunidades de la región.

Siendo una joven cargada de anhelos de un mejor país emigra a la ciudad de Santo Domingo, cursando la licenciatura en Derecho con destacada vida académica; logrando además ser versada y especializada en diversas ramas, con un ejercicio deontológico impecable.

Se ha destacado en diversas funciones como servidora pública del país en el área del poder judicial.

 A pura toga y ejercicio prístino ha sido una de las más sobresalientes Defensoras Públicas de la nación en las primeras décadas del nuevo milenio.  Paso a paso esta servidora incansable ha construido una hoja de vida acrisolada, que le permite presentar un consolidado desarrollo y defensa de los mejores intereses del país.

Como joven madre, abogada y servidora pública, es paradigma de la honestidad y del dinamismo que caracteriza y representa a la mujer dominicana.

 Esta prominente jueza heroína de los estrados, vincula un sentido de liderazgo carismático, habilidades aptitudes y valores directamente enfocados hacia el logro de metas y objetivos para su clase profesional.
Su preocupación por el país, sus acciones por el sentido profesional en los ámbitos de su carreras y su liderazgo, patentizan su candidatura al Consejo del Poder Judicial, constituyendo éstos los anhelos más trascendentes de su vida, directamente enfocado a elevar e impulsar la administración y disciplina del Poder Judicial.

Es notable que esta dama “made in” República Dominicana, haya vencido todos los obstáculos para representar dignamente su generación. 

Es evidente su liderazgo profesional y empatía con los servidores judiciales de la nación, y es un canal inequívoco para abordar los grandes retos en representación de juventud dominicana que forja el porvenir de la patria.

Felicidades prima!!

El Patriota Sin Miedo.

Publicar un comentario

0 Comentarios